Diferencias entre español signado y lengua de señas mexicana

Introducción

En este artículo, exploraremos las 10 principales diferencias entre el español signado y la lengua de señas mexicana (LSM). El español signado es el lenguaje de signos utilizado por las personas sordas y con discapacidad auditiva para comunicarse en España y muchos países de América Latina. Por otro lado, la LSM es una lengua de signos nativa de México que se utiliza para comunicar ideas, sentimientos y pensamientos entre los miembros de la comunidad sorda mexicana.

Diferencias

1. El español signado se basa en el español hablado, mientras que la LSM es una lengua de signos nativa con una gramática propia. Esto significa que el español signado está más influenciado por el idioma hablado, mientras que la LSM es una lengua de signos única y con una sintaxis propia.

2. El español signado se utiliza en una variedad de países de habla hispana, mientras que la LSM se limita principalmente a México. Esto significa que los usuarios de la LSM no tienen la misma oportunidad de comunicarse con personas de otros países que los usuarios del español signado.

3. El español signado toma gran parte de su vocabulario del español hablado, mientras que la LSM usa un vocabulario completamente diferente. Esto significa que las palabras utilizadas para expresar una idea en español signado pueden ser completamente diferentes a las palabras utilizadas para expresar la misma idea en LSM.

4. El español signado es un lenguaje más formal, mientras que la LSM es un lenguaje más coloquial. Esto significa que el español signado se utiliza principalmente en situaciones formales, mientras que la LSM es el lenguaje utilizado para la comunicación cotidiana.

5. El español signado es un lenguaje más estructurado, mientras que la LSM es un lenguaje más libre y expresivo. Esto significa que el español signado se utiliza para transmitir información de manera estructurada, mientras que la LSM se utiliza para expresar emociones y otros sentimientos.

6. El español signado utiliza una variedad de señas y gestos para transmitir información, mientras que la LSM se basa principalmente en señas y gestos. Esto significa que el español signado es un lenguaje visual, mientras que la LSM es un lenguaje visual/manual.

7. El español signado se basa en el español hablado, mientras que la LSM se basa en el lenguaje corporal. Esto significa que el español signado es un lenguaje más verbal, mientras que la LSM es un lenguaje más no verbal.

8. El español signado utiliza el lenguaje de signos internacional, mientras que la LSM utiliza el idioma de signos mexicano. Esto significa que los usuarios del español signado pueden comunicarse con personas de otros países, mientras que los usuarios de la LSM solo pueden comunicarse con personas de México.

9. El español signado es un lenguaje más formal, mientras que la LSM es un lenguaje más informal. Esto significa que el español signado se utiliza principalmente para eventos formales, mientras que la LSM se utiliza en la vida cotidiana.

10. El español signado es un lenguaje más estándar, mientras que la LSM es un lenguaje más regional. Esto significa que el español signado es el mismo en todos los países de habla hispana, mientras que la LSM varía de región en región.

Conclusión

En conclusión, hay muchas diferencias entre el español signado y la lengua de señas mexicana. Estas diferencias van desde la gramática y el vocabulario utilizados, hasta el lenguaje corporal y el lenguaje utilizado. Estas diferencias hacen que el español signado y la LSM sean lenguajes muy diferentes, lo que a su vez hace que la comunicación entre los usuarios de ambos lenguajes sea difícil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *