Diferencias entre sufismo y sunismo

Presentación

En este artículo, exploraremos las principales 10 diferencias entre sufismo y sunismo. Estas dos corrientes son dos formas diferentes de interpretar y seguir el Islam, cada una con sus propias creencias y prácticas. Aunque ambas son formas de Islam, hay muchas diferencias clave entre ellas que es importante conocer.

Diferencias

1. Origen: El sufismo se originó en el siglo IX en la región de Persia y se extendió a través del mundo musulmán. El sunismo, por otro lado, es la corriente principal del Islam y se originó en Arabia a partir del trabajo del profeta Mahoma y sus seguidores.

2. Enfoque: El sufismo se centra en la experiencia espiritual y el crecimiento personal a través de la meditación y la oración. El sunismo se centra más en seguir las enseñanzas y prácticas del profeta Mahoma y en cumplir con los deberes del Islam.

3. Estructura: El sufismo es menos estructurado que el sunismo y no tiene una jerarquía clara. El sunismo, por otro lado, tiene una jerarquía clara y una estructura organizativa más definida.

4. Creencias: Los sufíes tienen creencias más místicas y espirituales que los suníes, quienes se centran más en seguir las enseñanzas del Corán y de Mahoma.

5. Líderes: El sufismo no tiene líderes reconocidos, mientras que el sunismo tiene líderes reconocidos a nivel internacional.

6. Adoración: Los sufíes tienden a practicar la adoración de manera más introspectiva y personal, mientras que los suníes tienen una práctica más ritualizada y comunitaria.

7. Sectas: El sufismo incluye a muchas sectas diferentes, mientras que el sunismo es más una corriente única.

8. Veneración de los santos: Los sufíes tienden a venerar a ciertos santos y místicos, mientras que los suníes no tienen esta práctica.

9. Mujeres: El sufismo es más aceptable de las mujeres en posiciones de liderazgo y en la práctica del Islam, mientras que el sunismo tiene una historia de opresión de las mujeres.

10. Difusión: El sufismo se ha extendido a través del mundo musulmán y más allá, mientras que el sunismo es más común en países del Oriente Medio y Asia del Sur.

Conclusión

En resumen, el sufismo y el sunismo son dos corrientes del Islam con muchas diferencias clave. El sufismo se centra en la experiencia espiritual y el crecimiento personal, mientras que el sunismo se centra en seguir las enseñanzas del profeta Mahoma y en cumplir con los deberes del Islam. El sufismo es menos estructurado y tiene creencias más místicas y espirituales, mientras que el sunismo tiene una jerarquía clara y se centra más en seguir el Corán y las prácticas del profeta. Además, el sufismo incluye a muchas sectas diferentes y es más aceptable de las mujeres en posiciones de liderazgo, mientras que el sunismo tiene líderes reconocidos a nivel internacional y ha oprimido históricamente a las mujeres. Aunque ambas corrientes son formas de Islam, estas diferencias clave las hacen muy diferentes entre sí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *