Aceite esencial de clavo

En este artículo vamos a hablar del aceite esencial de clavo. Seguramente el clavo le resulte familiar a muchos de nuestros lectores, ya que es típico de las cocinas de nuestras madres y abuelas, aunque no haya gozado de la misma popularidad que la canela o la nuez moscada. Presenta un particular sabor y aroma, que hacen que sea protagonista indiscutible en numerosos postres. Pero no nos corresponde a nosotros hablar de repostería, sino de su papel protagonista en el mundo de la aromaterapia.

Comencemos hablando de los orígenes de esta especia: el clavo es originario del sudeste asiático. El aceite de clavo se extrae de los capullos de las flores o de las hojas de la propia planta. Se trata de un aroma potente, de intenso aroma, por lo que necesitarás solamente añadir unas pocas gotas para disfrutar de sus incontables beneficios. Descubramos cuáles son estas propiedades aromaterapéuticas.

Usos del aceite esencial de clavo

  • El aceite de clavo puede usarse en la aromaterapia como uno de los aceites esenciales más útiles. Es un aroma cálido, dulce y algo picante. En otras palabras, es el aceite esencial perfecto al que recurrir cuando te sientas un poco decaído o falto de inspiración. Prueba a emplear aceite esencial de clavo con un difusor, especialmente durante los meses de invierno. Debería ayudarte indudablemente a mejorar tu estado de ánimo y tu concentración. Por cierto, ¡más de una persona nos ha comentado que tiene potentes efectos afrodisíacos! Ya nos contarás…
  • Puesto que estamos ante un aroma bastante potente, recomendamos mezclar el aceite de clavo con otro aceite esencial. El aceite esencial de clavo mezcla bien con el de naranja, con el de limón, con el de vainilla, con el de jengibre, con el de lavanda, con el de sándalo, con el de canela y con el de salvia. Mezcla los aromas para conseguir un equilibrio aromático y para maximizar el potencial de bienestar.
  • Desde tiempos inmemoriales el clavo se ha empleado en la homeopatía como tratamiento para la salud dental. Gracias a sus propiedades analgésicas y bactericidas, este aceite contribuye a aliviar el dolor provocado por problemas dentales o úlceras bucales (como las dichosas aftas). Para usar aceite de clavo internamente, deberás diluirlo mucho con ayuda de un aceite portador y aplicarlo posteriormente a la encía dolorida o a la zona afectada de la boca sobre la que haya que intervenir. No es una cura, pero sí un alivio nada desdeñable de los síntomas hasta que tengas acceso a tratamiento dental profesional.
  • El aceite esencial de clavo también es beneficioso para tu salud capilar. Puede ayudar a fortalecer tu cabello y a evitar su caída. ¡Casi nada! Bastará con que agregues unas gotitas al cuero cabelludo y a que te peines con ayuda de un cepillo para que se absorba el aceite. Al poco tiempo te quedarás sorprendido de ver los resultados: un pelo brillante, fuerte y que desprenderá un agradable aroma a especias. Si te preocupa que el aceite te deje el cabello graso, añade unas pocas gotas a tu champú/acondicionador. De esta manera podrás aclarar el pelo en cada lavado, pero sin renunciar a los beneficios capilares del aceite esencial de clavo.
+  Aceite esencial de vainilla

 

Dónde comprar aceite esencial de clavo

El aceite esencial de clavo puede comprarse en diversos establecimientos. Si tienes a mano en tu ciudad una tienda de productos naturales o un herbolario, no dudes en acercarte y preguntar por su oferta a nivel de aceite esencial de clavo 100 % puro. Además, no te cortes a la hora de resolver cualquier duda que puedas tener tras leer este artículo.

En grandes superficies como Walmart o Target tampoco tendrás problema para encontrar este aceite esencial. Si prefieres hacer tus compras de aromaterapia en línea, entonces visita las páginas web de empresas especializadas del sector, como Doterra, Mountain Rose Herbs o Young Living. Este aceite esencial puede ser difícil de elaborar caseramente, así que te recomendamos que compres directamente el aceite esencial final en una tienda.

+  Aceite esencial de geranio